La mayoría de las compañías marítimas ofrecen precios especiales siempre que compartan cabina con dos adultos. Además existen programas especiales para ellos, divididos por edades. Casi todos los barcos disponen de guarderías y salas para jóvenes. Es posible también solicitar el servicio especial de cuidado de niños, aunque no está disponible en todos los barcos.