Atrápalo no cobra nada desde la tarjeta del cliente por los alquileres de carro. El cargo lo efectuará directamente el proveedor del carro, que puede llevar a cabo un bloqueo de la cantidad equivalente al alquiler como garantía de reserva en caso de no presentación.